Icono del sitio Àrtidi Blog

Paredes En el visual merchandising: Geometría, color, volumen y peso.

Paredes: geometría, color, volumen y peso en visual merchandising

Paredes en el Visual Merchandising: Geometría, color, volumen y peso.

Un elemento a tener en cuenta son las paredes en el Visual Merchandising. Las paredes delimitan un espacio y está en nuestras manos como Visual aprovechar ese espacio. Para que el cliente se encuentre en un entorno agradable y se sienta atraído por el producto.

Las paredes ayudan al cliente a captar la imagen general de la marca y a ver los productos desde la distancia, ya que son los puntos visuales más altos de las tiendas.

A la hora de montar una pared es muy importante tener en cuenta los colores, los estampados, los tejidos, los estilos y los pesos.

Tenemos dos tipos de paredes, las de producto, donde toda la pared se llena del mismo producto (por ejemplo, para denim o básicos) y las paredes coordinadas, donde creamos outfits.

Hay varias formas de montar paredes coordinadas, pueden ser a una o doble altura, donde todo sean frontales, combinación de frontales y barra lateral y si la ropa es de juvenil tenemos la opción de trabajar a tres alturas.

Una vez empezamos a montar la pared hay que tener en cuenta la composición geométrica, el balance de colores, el volumen y el peso.

Es recomendable empezar a montar de izquierda a derecha e ir tomando distancia mientras vamos avanzando en la composición de la pared para ver si todo está quedando en armonía y equilibrio. Las formas geométricas que nos ayudarán a guiarnos mentalmente en la composición de las prendas deben ser una pirámide o una uve.

Respecto a los colores, si hubiera un tono predominante en la colección al que hubiese que darle más importancia. Habría que repartirlo de igual forma para crear un equilibrio de tonos. Si entre las prendas hubiera algunas con estampados habría que repartirlas dentro de la composición, ya que, si las colocáramos solo en un lado, visualmente la pared se nos caería. Los colores ayudan a enfocar la vista del cliente hacia donde se quiere desviar la mirada. Si tenemos una pared en línea es recomendable empezarla y acabarla con colores neutros para que la vista enlace sin problemas de una pared a otra.

Las prendas tienen diferentes volúmenes y pesos, largos y anchos. No es lo mismo el volumen y el peso que tiene una chaqueta que el que tiene una camiseta, un short o un pantalón largo. Al montar una barra lateral en una pared nunca presentaremos más de dos partes de abajo y nunca empezaremos ni acabaremos con ella.

Los artículos más pesantes son los que nos ayudan a abrir y cerrar una pared para que quede enmarcada. 

El hecho de añadir complementos a una composición nos ayuda a equilibrar la pared y conseguir completar un outfit. Haciendo esto se aumenta la posibilidad de venta de ese artículo y del outfit.

Otros elementos que ayudan a complementar una pared pueden ser los torsos, maniquís o paneles fotográficos.

Completar con muebles de suelo como mesas, cruces o Ts refuerza la pared y crea una zona visualmente armoniosa para nuestros clientes.

Estas pautas sobre las paredes en Visual Merchandising nos servirán de base para montar nuestras zonas, el resultado final dependerá de nuestra creatividad.

Por: José Rubio Cortijo
Profesor Ártidi Experto en Composición de Frontales

Salir de la versión móvil